¿Quién no ha soñado con tener unos de los gadgets que usaba James Bond, Austin Power o el Inspector Gadget, el referente en este mundillo tecnológico?. Las películas de ciencia ficción siempre han sido una mina de artilugios de este carácter. Se trata de herramientas que los superhéroes utilizan y que a las personas como a nosotros nos gustaría tener por al menos un día.

El mando a distancia de Adam Sadler en Click fue mi fantasía infantil durante unos meses; tener algún cachivache de Mortadelo o algún gadget de X-Men han sido pedidos en Navidad durante nuestra infancia. Por eso, vamos a repasar los gadgets más sofisticados y locos del cine:

Uno de los gadgets que más ha evolucionado, el Jetpack

El deseo de muchos: poder volar. James Bond ya lo hizo utilizando el Bell Rocket Belt (1965). Aparece en la secuencia pre-créditos de Operación Trueno y está inspirado en un cacharro real que en esos momentos desarrollaba el ejército de los Estados Unidos y cuyo empleo acabó siendo desechado por razones prácticas. Más tarde Iron Man perfeccionó el invento.

Un mítico, el zapatófono

Parece más bien de un cómic de Mortadelo y Filemón pero fue el Superagente 86 (1965-1970) quien puso a la práctica este revolucionario invento. Parece una paradoja, pero ya en los años 60 se pensaba que la conexión móvil vía dispositivo portátil (telefonía móvil) sería algo que le interesaría no sólo a la CIA.

Clásico zapatófono del Agente 86

Clásico zapatófono del Agente 86

Mechero con 83 funciones

Es un precedente muy claro de Austin Powers. Flint, el agente secreto cuenta entre sus gadgets con un utilísimo mechero que tiene 82 funciones, (83 si cuentas el de encendedor). Por supuesto, no llegamos a verlas todas en la película de 1966, pero sí las más útiles: láser y explosivos (y encendedor).

Adios a la navaja suiza, este mechero es más funcional

Adios a la navaja suiza, este mechero es más funcional

Producto nacional que no falte

Nuestros ilustres Mortadelo y Filemón no podían faltar. En uno de sus cómics enseñan y dan uso a la Máquina del cambiazo. Se trata de una cabina en la que alguien entra para sustituir por teletransportación a otra persona en unas coordenadas determinadas, que a su vez aparece en la máquina sin saber muy bien cómo ha sucedido. Por supuesto, los dos merluzos calvos de Ibáñez serán los responsables de ir intercambiándose con peligrosos criminales.

La máquina del cambiazo

La máquina del cambiazo

Un sombrero mágico, Gadgetocóptero

De los cientos de gadgets que podía sacar bajo su gabardina el Inspector Gadget, éste era mi favorito: el gadgetocóptero.  En realidad era solo uno más de la ingente cantidad de herramientas que el agente de policía atesoraba en el interior de su sombrero.